7 MANERAS DE DISFRUTAR UNAS VACACIONES EN CASA

el 25 jun 2020 a las 00:00

Imagina por un segundo que estás de vacaciones. ¿Cuál es tu destino? Has tenido que pasar las vacaciones en casa. ¿O peor - no tienes vacaciones y sólo tienes libres los fines de semana? Una opción menos explorada y muy interesante es el quedarte en casa.

Tal vez quieres desconectarte y por fin tomar un respiro. Tal vez quieres salir de la rutina y disfrutar de experiencias nuevas. Todo eso es posible esta temporada.

Detén el mundo
Toma tiempo fuera - literalmente. Olvídate del reloj por lo menos un día. Descansa todo lo que tu cuerpo te pida, y despierta solo, sin alarma.

Y desconéctate para conectarte. Haz un detox digital por lo menos unas horas. De verdad, twitter, facebook e instagram van a seguir ahí cuando regreses, al igual que tus estados de cuenta (tristemente).

Que lo hagan para ti
Uno de los detalles que disfrutamos en las vacaciones es tener una habitación siempre limpia sin esfuerzo. ¿Por qué no disfrutarlo en casa - aunque sea una semana? Aprovecha para disfrutar un servicio de limpieza de unas horas en casa y que la dejen 100% limpia sin mover un dedo.

Hotel en casa
Usa una bata blanca muy suave cuando te levantes y quédate así mientras desayunas en tu recámara con servicio al cuarto (alias tu pareja) para sentirte consentido. Duerme con unas suaves sábanas de algodón o por lo menos siente la suavidad en tu cara con la funda de almohada. Te costarán menos que una noche de hotel pero serán tuyas por siempre.

Sienta la atmósfera
Como cualquier viajero te puede confirmar, si no puedes ir a ese lugar, lo mejor que le sigue es sentirte como si estuvieras ahí. Si te veías turisteando en algún rincón mexicano, encuentra un playlist de viaje que te transporte a ese lugar. ¿Te imaginabas en la playa? Disfruta de todos modos del sol cerca de la ventana o el clásico en la azotea.

Un día de Spa en casa
Prende una vela aromática y abre un buen vino mientras te relajas. Toma un baño relajante, date un masaje o manicure y pedicure e hidrátate para compensar todas esas desveladas. No vas a tener 18 años otra vez, pero sí te hará verte y sentirte un poquito mejor.

Ruta del sabor
Otra forma de viajar sin salir de casa es a través de la comida. Es una parte esencial de cualquier viaje probar la comida local y descubrir nuevos sabores. ¿Mexicano o cocina asiática? Tú decides dónde explorar esta noche. Si disfrutas cocinar date la oportunidad de probar una nueva receta, o simplemente ten el menú a la mano y ordena online.

Diviértete y punto
Un viaje de sillón es también un viaje si lo tomas en compañía de un buen autor. Primero, crea un buen escenario: tu mejor sillón o una silla de jardín. Luego, los props necesarios: una manta por si te da frio, tus lentes porque tú y yo sabemos que ya estamos cegatones, una bebida (café, té, mezcal, nadie te va a juzgar) y un papel donde guardar las frases más llegadoras.

O qué tal un festival de cine? Escoge un tema o ponte al corriente de los capítulos que no has visto de esa serie junto con unas buenas botanas para pasar el fin como todo un cinéfilo. Déjate ir.

Comentarios