12 frutas que puede comer un diabético

Hay frutas que contienen más azúcar como la uva, la sandía, el higo y la papaya, por lo que no se recomiendan para aquellas personas que tienen prediabetes o diabetes porque aumentan las posibilidades de generar picos elevados de glucemia. La mejor opción es consumir las frutas frescas, principalmente aquellas que son ricas en fibras o que pueden ser consumidas con cáscara como la manzana y la pera, o en el caso de la mandarina y la naranja con bagazo, ya que la fibra ayuda a disminuir la velocidad con la que el azúcar es absorbido en el intestino, manteniendo la glucemia controlada. 12 frutas que puede comer un diabético Frutas que puede comer un diabético Todas las frutas pueden ser consumidas por los diabéticos, siempre que sean consumidas en pequeñas cantidades, para no estimular el aumento del azúcar en la sangre. Las más indicadas son las que tienen bagazo o cáscara. En general, se recomienda consumir de 2 a 4 unidades por día, recordando que 1 fruta fresca mediana contiene alrededor de 15 a 20 g de carbohidratos, lo que también se encuentra en el 1/2 vaso de jugo o en 2 cucharadas de frutas secas. En la tabla a continuación se muestra la cantidad de carbohidratos presentes en las frutas indicadas para diabéticos: Frutas Cantidad de carbohidratos (100g) Porción recomendada Fresas 6,8 g 1 1/4 taza de bayas enteras Moras 12,3 g 3/4 tazas Mandarina 9,6 g 2 unidades pequeñas Durazno 9,3 g 1 unidad mediana Pera 17,6 g 1/2 unidad grande o 1 unidad pequeña Naranja 20,7 g 1 unidad pequeña Manzana 11,5 g 1 unidad mediana Guayaba Roja 22 g 1 unidad mediana Ciruela 12,4 g 1 unidad mediana Aguacate 4,8 g 2 rebanadas Kiwi 13,8 g 2 unidades medianas Melón 7,5 g 1 taza en cubos También es importante recordar que el jugo contiene más azúcar que la fruta fresca y menos fibras, lo que hace con que el azúcar en la sangre aumente más rápido después de la ingestión y no produce la misma sensación de saciedad que la fruta entera. Además de esto, antes del ejercicio también es importante hacer una comida adecuada para evitar que los niveles de azúcar sean muy bajos. Vea otras frutas ricas en fibra. Frutas que deben evitarse Algunas frutas deben ser consumidas con moderación por los diabéticos por contener más carbohidratos o por tener menos fibras, lo que facilita la absorción del azúcar en el intestino. Los principales ejemplos son las frutas en almíbar (enlatadas), sandía, higo y tamarindo. También es importante tomar en cuenta el índice glucémico de las frutas, ya que mientras más alto sea más se elevará el azúcar en la sangre. Vea cuál es el indice glucémico de los alimentos. La tabla a continuación indica la cantidad de carbohidratos presentes en las frutas que se deben consumir con moderación: Fruta Cantidad de carbohidratos (100g) Porción recomendada (en caso de ingerirla) Uva 13,6 g 17 unidades pequeñas Higo 10,2 g 2 unidades medianas Papaya 10,4 g 1 taza en cubos Banana 22,3 g 1/2 ud grande o 1 ud pequeña Sandía 8,1 g 1 1/2 taza en cubos Tamarindo 72,5 g 1/2 taza Mango 19,4 g 1/2 taza o 1/2 unidad pequeña Pasas 79 g 2 cucharadas Una buena forma de evitar el aumento rápido de la glucemia es consumir las frutas junto con alimentos ricos en fibra como avena en hojuelas, linaza, galleta integral o como postre en aquellas comidas que contienen ensalada tanto en el almuerzo como en la cena, inclusive se pueden agregar a las ensaladas. Vea otros alimentos ricos en azúcar que deben evitarse. ¿Cuál es la mejor hora para comer frutas? El diabético debe preferir comer frutas inmediatamente después de las comidas principales (almuerzo y la cena) como postre. Pero también es posible comer una fruta rica en fibra, como kiwi o naranja con bagazo en el desayuno o en las meriendas. Conozca otros alimentos ricos en fibra. ¿Puedo comer frutas deshidratadas y frutos secos? Las frutas secas como las uvas pasas, el albaricoque y la ciruela deshidratada deben ser consumidas en pequeñas cantidades, ya que a pesar de ser más pequeñas, tienen la misma cantidad de azúcar que la fruta fresca. Además de esto, se debe observar el etiquetado nutricional de los alimentos, si el caldo de la fruta en conserva tiene azúcar o si se le añade azúcar durante el proceso de deshidratación de la fruta. Las oleaginosas o frutos secos como merey, avellanas, marañón, almendras y nueces, contienen menos carbohidratos que las otras frutas y son fuentes de grasas buenas que mejoran el colesterol y previenen enfermedades. Sin embargo, también deben ser consumidas en pequeñas cantidades, ya que son bastante calóricas.

Comentarios