10 Señales de que eres una persona pasiva-agresiva y no te das cuenta

  • Inicio
  • /
  • Entérate
  • /
  • 10 Señales de que eres una persona pasiva-agresiva y no te das cuenta
el 04 sep 2019 a las 16:01

¿Alguna vez le contestaste a alguien que no estabas enojado, aunque sí lo estabas? Pues ya estás en el terreno de la pasivo-agresividad.

1. Dices “está bien”, pero tus acciones dicen otra cosa…

Cuando les asignan una tarea que en realidad no quieren realizar, las personas pasivo-agresivas aceptan (algunas veces hasta con entusiasmo), pero no cumplen del todo con lo que tienen que hacer, dice Daniel K. Hall-Flavin para Mayo Clinic.

En lugar de negarse, expresan su enojo equivocándose o entregando tarde los pendientes.

2. Te molestas, pero no lo admites

Decir que no estás enojado cuando en realidad estás hirviendo no le hace ningún favor a nadie. “Negar lo que sientes es un clásico de la pasivo-agresividad”, dice la trabajadora social y terapeuta infantil, Signe Whitson, en Psychology Today.

3. Estar triste

Otra característica de las personas pasivo-agresivas es pasar de estar tristes a estar enojadas. Whitson explica: “La pasivo-agresividad se debe a que una persona cree que mostrar su enojo sólo hará su vida más complicada, así que prefiere mostrarlo de manera indirecta con frases como “da igual” o “ya qué”, evitando comunicarse de forma directa y honesta”.

Procura decir las cosas tal y como son.

3. Perecear

Dejar de lado tus pendientes, buscar excusas y ser poco confiable también son síntomas de pasivo-agresividad. “Son expertos en perecear”, dice Whitson. “A todos nosotros nos gusta dejar ciertos pendientes para el último momento, pero las personas pasivo-agresivas hacen esto con las tareas que no les gustan, y lo hacen para frustrar a otros (o para que alguien más haga su trabajo sin que ellos tengan que decir abiertamente que no lo quieren hacer)”.

4. Generar conflicto

Según Whitson, “las personas pasivo-agresivas son expertas en aparentar calma y en hacer como que están impresionados frente a otros, quienes estallan de enojo por su hostilidad y su incapacidad para ser directos”.

Todavía peor: hasta puede ser que las personas pasivo-agresivas se sientan bien de hacer enojar a otros o que les digan que están exagerando.

5. Mensajes cruzados

Según Charlotte Howard, psicóloga de Austin, Texas, los comentarios pasivo-agresivos son filosos como chuchillos, y es difícil responderlos directamente. “Esto se debe a que se dicen con un tono dulce, o con amabilidad. También puede ocurrir que temas responder y parecer demasiado sensible”.

Además, los comentarios pasivo-agresivos pueden ser verdades sobre algún aspecto incómodo. “Por eso es difícil responder a ellos, porque implican algo más para ti”, dice ella.

6. Menosprecias a las personas

Ser pasivo-agresivo es una forma sutil de menospreciar a las personas para sentirte mejor, dice Jodi Aman, terapeuta de New York. “Generalmente esto no es consciente, y ocurre cuando alguien se siente mal consigo mismo”, dice Aman.

“Por eso es importante conocer este tipo de comportamiento, aunque, por supuesto, también es necesario que cambies estos comportamientos”.

7. Declaras la ley del hielo

Según Kimberly Williand, psicóloga clínica y neuropsicóloga de Nueva York, la ley del hielo es uno de las conductas pasivo-agresivas más comunes. “Quieres hacerle saber a las personas que estás molesto, pero no quieres discutir el asunto así que lo evitas”, dice Williams.

8. También existe la ley del hielo virtual

Declararle la ley del hielo a alguien a través de las redes sociales también es un comportamiento pasivo-agresivo clásico. Cuando generalmente le das “like” o comentas las publicaciones de una persona y súbitamente dejas de hacerlo, lo que haces es comunicar que esa persona ya no te interesa.

“No responder una publicación pública hace que todos se den cuenta de que existe un conflicto”, dice Williams. “Además, las personas cercanas a ustedes querrán tomar partido, así que el conflicto se volverá más grave”.

9. Los cambios súbitos de “estado” en redes

¿Alguna vez has cambiado el estado de tu relación a “soltero”, en redes sociales, después de discutir con tu pareja? Si lo hiciste sin antes intentar decirle por qué estabas molesto: felicidades, entraste en la zona de la pasivo-agresividad.

Prácticamente le estás diciendo que estás molesto, pero sin hablar del tema. “El objetivo de una persona pasivo-agresiva es castigar y hacer que la otra persona se sienta triste o enojada, lo que obviamente es mucho más efectivo que, por ejemplo, hablar y resolver el conflicto”, dice Williams.

10. No eres directo

Lo que las personas pasivo-agresivas buscan hacer es decirle al mundo que están molestas… pero sin decir una palabra. “Cuando esto ocurre entre un grupo de amigos, generalmente quienes no están involucrados toman partido por la persona que está contando la historia, y esto hace más fácil hacer que la otra parte se sienta mal. Esto, al final, es una forma de bullying”, dice ella.

Tomado de rd.com 11 Telltale Signs You’re Being Passive Aggressive—Without Even Realizing It

Comentarios